Aunque la creencia popular afirma que los alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales –talentosos, genios o superdotados– son alumnos exitosos, la realidad es bien distinta. El alumnado con altas capacidades intelectuales no tiene como denominador común el éxito ni en la escuela ni en la vida, como avalan estudios recientes.

Para más información, puede descargar Cuaderno de Recursos nº4.