A través de Internet venden como un estilo de vida lo que en realidad es un grave trastorno. Se hacen llamar ‘princesas’ e imaginan que cuando sean esbeltas llegarán sus príncipes azules, pero mientras esperan que sus sueños se cumplan viven prisioneras en una celda que es su propio cuerpo. Comparten sus anhelos en cientos de páginas web que fomentan la anorexia y la bulimia, pero los psiquiatras advierten de que lo único que consiguen es engañarse a sí mismas durante más tiempo. La última polémica ha llegado por la red social Twitter, donde varios perfiles se intercambian drásticos trucos para perder peso, según han denunciado muchos usuarios esta semana.

El Ministerio de Sanidad ha pedido a Twitter, por medio de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, que eliminen esos perfiles. Sin embargo, como explican fuentes ministeriales “judicialmente no se pueden cerrar estas páginas porque no cometen ningún delito, aunque sean perjudiciales y nos preocupen. Por eso, lo que intentaremos es no darles difusión y haremos un seguimiento semanal, un barrido, para detectar este tipo de contenidos”.

“La anorexia y la bulimia son enfermedades mentales, por lo que los mensajes que se publican pro ana (anorexia) y pro mía (bulimia) tienen un impacto negativo en los afectados. De hecho, pueden llegar a hacer que personas que no hubieran desarrollado aún la patología se vean abocadas a ella, al desear parecerse a las ‘princesas’ a las que leen y con las que se identifican”.

Precisamente para dar a conocer esta problemática, el Instituto Tomás Pascual Sanz ha organizado un seminario los días 20 y 21 de octubre en Madrid con un ambicioso programa impartido por expertos nacionales en psicología, especializados y sensibilizados con esta enfermedad. Os iremos ampliando la información más adelante.

Fuente: El Mundo