Ya hemos hablado en alguna ocasión de las dietas milagro, esas que “te permiten” perder una gran cantidad de kilos en poquísimo tiempo. ¡Y sin esfuerzo!

Acaban de salir publicadas en Francia dos encuestas en dos revistas (Santé-médecine y Journal de Femme) que ponen de manifiesto el estrepitoso fracaso de la Dieta Dukan. Según la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la Alimentación francesa (Anses), el 80% de las personas que han seguido este tipo de dieta han recuperado su peso inicial antes del primer año. Otras estadísticas hablan de ese mismo 80% de personas que han recuperado su peso, pero en menos de 4 años. Sea cual sea el tiempo que hayan tardado en recuperarlo, en lo que se ponen de acuerdo es en que 8 de cada 10 personas que intentan adelgazar rápidamente y casi sin esfuerzo, fracasan.

Según Irène Margaritis, nutricionista de Anses “la razón del efecto rebote es simple: nuestro organismo se resiste mucho a la pérdida de peso, estamos programados más bien para almacenar y al iniciar un régimenel primer reflejo del metabolismo va a ser ponerse en modo economía, y eso hace que a largo plazo para la misma cantidad de comida vamos a quemar menos”.

Y es que el proceso de adelgazamiento es, lamentablemente, lento y costoso. Desde aquí siempre hemos defendido la necesidad de realizar una dieta equilibrada acompañada siempre de ejercicio físico moderado y adecuado a las capacidades de cada uno. La mejor dieta que podemos recomendar para adelgazar es la Mediterránea. Dieta fiable, segura y con una tradición de cientos de años es la única que nos garantiza un aporte equilibrado de nutrientes. Además es una dieta variada que nos permite combinar multitud de alimentos, en múltiples formas de preparación… ¡Y toda una delicia!