Si hace una década nos hubiesen dicho que existe una clínica veterinaria especializada en el tratamiento de la obesidad de las mascotas nos hubiéramos echado a reir… ¿Estamos perdiendo el norte?

Pues sí, o no… La Universidad de Tuffs, en Boston, acaba de abrir la primera clínica especialicada en el tratamiento de la obesidad para los perros y gatos domésticos. Parece ser que al igual que pasa en los humanos el elevado índice de sedentarismo unido a la abundante en cantidad y deficiente en calidad comida que les damos a nuestras mascotas han provocado que un 60% de las mascotas de los estadounidenses padecen sobrepeso (unos 17 millones de enimales) según una conocida marca de piensos para animales.

El problema de peso en los animales, sin ser tan grave como en los humanos (parece), les provoca enfermedades como diabetes, problemas respiratorios, articulatorios… En definitiva les produce una corta y deficiente calidad de vida.

Lo peor es que a veces los dueños de las mascotas no son conscientes del grado de sobrepeso y obesidad de sus animales, es decir, ¡¡no saben si su perro está gordo o no!!! Pero claro, teniendo en cuenta el índice de sobrepeso y obesidad en humanos que existe en los Estados Unidos de América, ¿a quién le sorprende que sus mascotas no lleven el mismo camino? Quien no ha oido eso de que el perro/gato es el reflejo del amo? Ahí lo llevan…