El cáncer de piel en general, y el melanoma en particular, es un problema creciente en los países desarrollados. En España se calcula que su incidencia aumenta un 7% anual. Según los últimos datos, recogidos en el estudio Eurocare 2008, la estimación de la incidencia anual de melanoma en España es de 3.602 personas (1.575 hombres y 2.022 mujeres). Ese año murieron en España 834 personas por melanoma (455 hombres y 379 mujeres). La incidencia estimada de melanoma en Europa es de alrededor de 86 personas por cada 100.000, y en el mundo, de 102.

La Agencia del Medicamento y la Alimentación estadounidense (FDA, en sus siglas en inglés),  publicó el pasado martes las nuevas regulaciones en el etiquetado de las cremas solares. Resumiéndolas, especifica que no tiene sentido publicitar factores de protección por encima de 50, que no se puede decir que una crema es resistente al agua sino que hay que especificar cuánto tiempo de remojo aguanta (40 u 80 minutos), y que por debajo de un factor de protección 15 no se puede asegurar que hay un efecto de protección contra el cáncer (y, por encima, que solo contribuye a proteger frente al cáncer).

El informe de la FDA ya establece que la protección debe ser de amplia gama, es decir, proteger frente a los ultravioleta A -los de siempre, los más conocidos-, pero también los B, que también son muy dañinos, creando una categoría nueva, la protección de amplia gama.

Fuente: El Pais