Estamos inmersos en las fiestas navideñas y con ellas llegan los atracones en las comidas, los dulces o el exceso de alcohol, lo que supone un aumento de peso y, por tanto, un incremento de la presión arterial y de los niveles de colesterol. La doctora Nieves Martell, presidenta de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), señala que “los españoles suelen ganar algunos kilos en estas fechas, pero hay que tener especial cuidado cuando esto ocurre en personas que padecen hipertensión, diabetes, obesidad o colesterol elevado”. Por ese motivo, los expertos sugieren moderación con las comidas y ejercicio físico para evitar subidas inesperadas de presión arterial que pueden conducir a enfermedad cardiovascular.

En este sentido, las comidas pesadas y ricas en sal, el consumo de bebidas alcohólicas, las sobremesas con café o el exceso de azúcar de los dulces pueden aumentar todos estos riesgos en las personas con hipertensión, que en España son 14 millones. Por ello, es aconsejable limitar consumir estos alimentos y practicar ejercicio. “La cuestión no es erradicar completamente estos alimentos de la dieta, sino moderar su consumo y continuar comiendo también pescado o verduras. Además, con la época festiva no debemos abandonar nuestros hábitos saludables rutinarios, como el ejercicio físico, que es fundamental, ya que contribuye al bienestar general y a la salud de diversas formas: además de contribuir a reducir la presión arterial, disminuye la frecuencia cardiaca y reduce el riesgo de cardiopatía isquémica”, explica la doctora Martell.

Por otra parte, uno de los descuidos más típicos es olvidar la medicación, lo que puede provocar subidas repentinas de las cifras de presión arterial. La hipertensión arterial es una enfermedad crónica en la mayoría de los casos y su tratamiento debe ser continuado y nunca debe dejar de tomarse o reducirse las dosis sin indicación médica. Centrándose en ésta última, y advirtiendo de su peligro, la presidenta de la SEH-LELHA puntualiza que “es importante resaltar que aunque la tensión este controlada no debe dejarse de tomar la medicación”.

Consejos saludables en Navidad

Es posible disfrutar las celebraciones navideñas si evitamos lo excesos y sabemos compensar una comida copiosa con otra más ligera. Además, es más fácil de lo que pensamos. Únicamente conviene tener en cuenta una serie de medidas para estar saludable y evitar que la báscula o el tensiómetro nos pase factura:

1. Son fechas de ocio y distensión pero se debe seguir evitando el tabaco. Asimismo, se debe moderar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que tienen muchas calorías y pueden disminuir la eficacia de algunos fármacos antihipertensivos.

2. Caminar puede ser beneficioso para contrarrestar los excesos de las comilonas.

3. Se debe comer despacio y en pequeñas cantidades. Por lo tanto, es desaconsejable comer de platos comunes, debido a que no tenemos un control sobre las proporciones que consumimos.

4. Anímese a cantar villancicos y bailar tras las comidas y cenas, le ayudará a hacer la digestión y sentirse más ligero.

No obstante, lejos de grandes sacrificios, la página web del Club del Hipertenso ofrece apetitosas recetas y consejos saludables para que los pacientes puedan mejorar su estilo de vida durante las fiestas y después de ellas.
Fuente: Instituto Tomás Pascual Sanz