Unas 7,5 millones de personas en el mundo mueren cada año como consecuencia de la hipertensión, según ha informado la Fundación Española del Corazón (FEC) con motivo de la celebración, este viernes, del Día Mundial de la Hipertensión.

“La hipertensión arterial es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente. Según datos de la World Hypertension League, un billón y medio de personas la padece en todo el mundo”, ha explicado el presidente de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Enrique Galve.

En España, son 11 millones de personas las que padecen esta enfermedad. Y es que, aunque la prevalencia de hipertensión en España está en la media en comparación con el resto de países, casi un 40 por ciento sigue siendo un porcentaje muy elevado. La edad es uno de los principales factores de riesgo de la hipertensión, dado que el 65 por ciento de los mayores de 60 años la padece.

“El progresivo envejecimiento de la población que están sufriendo países occidentales como España, hará que en los próximos años el número de hipertensos siga aumentando. Otro aspecto muy relevante de la enfermedad en España, es que un tercio de hipertensos no saben que lo son y otro tercio, aunque están tratados, están mal controlados. Por esta razón, la prevención de la enfermedad y el control periódico de las cifras de presión arterial son medidas de gran importancia”, ha comentado el experto.

Asimismo, la WHO ha reflejado que en Canadá, con el 29,7 por ciento, es el país que menos prevalencia de hipertensión arterial tiene, seguido de Corea, con el 29,8 por ciento y de Estados Unidos, con el 29,9 por ciento. Por su parte, Camboya, Australia, Nueva Guinea, Nueva Zelanda, Israel, Islandia, Tailandia, Perú, Brunéi, Dinamarca, Singapur, Suiza y Bélgica, son el resto de países cuyas cifras de prevalencia están por debajo del 35 por ciento de la población.

Además, Europa Occidental excepto Portugal, Irlanda, Noruega y Finlandia, tiene una prevalencia de esta enfermedad inferior al 40 por ciento. Por el contrario, África es el continente con las cifras de hipertensión arterial más elevadas y, todos los países, excepto Egipto, presentan cifras de entre el 40 y el 50 por ciento de la población. Ahora bien, Nigeria, con el 52,3 por ciento, y Mozambique, con el 50,9 por ciento, son los países con mayores niveles de hipertensión arterial.

“Diversos estudios han demostrado que la población de raza negra es, por razones genéticas, más hipertensa y más rebelde al tratamiento; esto se ha comprobado especialmente en los afroamericanos, entre los que la HTA es mucho más prevalente y resistente. La menor cantidad de hipertensos en Estados Unidos se debe a que este país tiene una edad media inferior a la española”, ha explicado Galve.

Por todo ello, la FEC ha recordado que para disminuir el riesgo de padecer esta enfermedad es necesario no fumar, consumir moderadamente alcohol, controlar el peso, realizar ejercicio físico de manera regular, llevar a cabo una dieta cardiosaludable, y seguir un tratamiento farmacológico.

Fuente: Instituto Tomás Pascual