Quién haya leído el periódico recientemente, habrá encontrado varios artículos sobre salud nutricional, lo cual no me sorprende en absoluto teniendo en cuenta la problemática que causa la obesidad en nuestra sociedad, la cantidad de bulos que van de boca en boca y  frecuentes aseveraciones de consejos nutricionales que no son ciertos.

Me gustaría comentar  el apartado destinado por el periódico El Mundo a la  entrevista realizada al dietista Jean Michel Cohen, titulado “El secreto para que una dieta funcione es decir la verdad”. Aquí además de mencionar la situación existente entre los dos dietistas franceses  más conocidos por el mundo entero en la actualidad, transmite parte de la entrevista en la que el dietista da su opinión acerca del panorama actual del mundo de la nutrición y las dietas.

Tras la lectura podemos sacar una clara conclusión, la importancia de la verdad en la salud de las personas. Según el dietista, el secreto de su dieta es decir la verdad y hacer entender que una buena dieta no es milagrosa.

Dieta es un término bivalente, puede indicar el plan alimentario de un individuo o comunidad, pero a la vez esta palabra sirve para indicar el plan de comida y bebida prescrito a un enfermo, o lo que es lo mismo un régimen alimentario.   Por esto mismo es muy amplia la variedad de dietas que existen y los objetivos que estas persiguen.

Podría pasar horas explicando tipos de dietas incluidas en el grupo de dietas basales o  en el de dietas terapeúticas, pero la clave es entender que cada dieta va enfocada para un público distinto. Por tanto, una persona que no padece de deficiencia nutricional o patología alguna ha de gozar de una dieta normocalórica equilibrada y balanceada como es el caso de la dieta mediterránea. Sin embargo una persona con sobrepeso u obesidad ha de recurrir a una dieta hipocalórica restrictiva.

Es aquí donde gana importancia el papel de las dietas hiperproteicas, como la conocida dieta del doctor Dukan que tanto critican otros muchos colegas de profesión.  No me voy a meter a comentar la dieta como tal, pero si he de decir la importancia que juegan los alimentos proteicos en las dietas de pérdida de peso, sobre todo en las que van dirigidas a obesos, y al igual que el dietista Jean Michel Cohen menciona en la entrevista, la abundancia de dietas ricas en proteínas.

Las proteínas del cuerpo están en continuo proceso de renovación, este mecanismo es llamado recambio proteico y es imprescindible para el mantenimiento de la vida, siendo la principal causa de consumo energético en reposo. Además de que dietas ricas en proteínas ayudan a perder peso pues se requiere del gasto de más energía para su digestión que en la de otros nutrientes.

Cuando el dietista elabora el plan de alimentos para la pérdida de peso, no sólo reduce la cantidad de alimentos sino que la distribución de nutrientes se ve modificada. Para entenderlo pondré un ejemplo, una persona tiene una dieta normal de 2100Kcal diarias, este individuo debe ingerir diariamente un 55%de hidratos de carbono, lo que equivale a unos 290gramos, un 15% de proteínas equivalente a unos 85gramos y un 30% de grasas equivalente a 70gramos.  Si el dietista considera que ha de establecer una reducción de 1000 kilocalorías, el paciente tomará una dieta que aporte 1100Kcal, pero los nutrientes, no se verán disminuidos por igual, ya que la cantidad de proteínas se mantendrá intacta, consumiendo igualmente los 85 gramos equivalentes a un 28% de las calorías totales, y el 72% de energía restante se distribuirá entre los hidratos y las grasas.

Por tanto, la abundancia de dietas hiperproteicas para la pérdida de peso no es a capricho de los dietistas, sino una herramienta imprescindible. Ante el enfrentamiento existente entre diferentes opiniones, todos estamos de acuerdo en el peso que tiene adecuar la dieta a las necesidades de cada uno y mantener estable la cantidad de proteínas en las dietas enfocadas a tratar obesidad y sobrepeso.

Fuente: Instituto Tomás Pascual

                El Mundo