Los expertos recomiendan prestar atención a la hidratación para evitar los golpes de calor

Coincidiendo con las primeras semanas de verano, el Instituto de Investigación de Agua y Salud ha dado una serie de recomendaciones de cara a evitar un golpe de calor y ha puesto el énfasis en la necesidad de mantenerse hidratado las 24 horas del día evitando así llegar a tener sed.

“El golpe de calor se previene defendiéndose del mismo; ropa adecuada, procurar estar en sitios protegidos, pero sobre todo la gran defensa es la hidratación; no esperar a tener sed. Cuando notamos sed es como la lámpara de emergencia del coche y por lo tanto debemos evitarlo, hay que procurar beber a lo largo del día cantidades pequeñas”, ha explicado Jesús Román, miembro del instituto.

El Instituto de Investigación de Agua y Salud ha presentado la Campaña contra los golpes de calor con el objetivo de sensibilizar a los trabajadores de los sectores con más riesgo sobre la importancia de hidratarse y adoptar hábitos saludables. Al respecto ha recomendado llevar siempre consigo una botella de agua.

Los golpes de calor se detectan con una indisposición súbita que se debe a un fracaso de adaptación del organismo al calor porque el cuerpo no puede librarse del mismo. Además, se produce sequedad en el ambiente y si falla el refrigerante, que es el agua, la persona comienza a deshidratarse y es más susceptible de sufrir los efectos del calor ambiental, tal y como ha detallado el experto.

Así las cosas, recomienda que se beba agua mineral dado que es un producto puro que no sufre ningún tipo de tratamiento hasta que llega al consumidor. “Igual que sale del manantial el usuario lo tiene a su disposición”, ha resaltado. Además de una buena hidratación, desde el instituto recomiendan llevar una dieta equilibrada incluyendo mayor ingesta de frutas y verduras.

 

Fuente: Instituto Tomás Pascual Sanz