Las alteraciones endocrinas y nutricionales se asocian con frecuencia a la aparición de la osteoporosis, según ha puesto de manifiesto este viernes en Granada la doctora Rebeca Reyes, endocrina del Hospital General Universitario Rafael Méndez de Lorca, en el marco del 55 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

Pese a que las causas de su aparición son múltiples, esta especialista ha aludido a recientes estudios que han demostrado que las alteraciones endocrinas y nutricionales, “como por ejemplo la diabetes”, tienen un “impacto directo” en el riesgo de aparición de la osteoporosis.

De hecho, los expertos admiten que la prevalencia de la osteoporosis ha experimentado un considerable incremento en los últimos años, estimándose que el número de casos continúe en aumento en el futuro. En la actualidad, en España se producen aproximadamente unas 25.000 fracturas cada año a causa de la osteoporosis y las mujeres tienen un 40 por ciento de riesgo de sufrir una fractura osteoporótica a lo largo de su vida.

Los expertos inciden en que un gran número de alteraciones endocrinas y nutricionales se asocian con frecuencia a la osteoporosis y a un mayor riesgo de fractura. “Análisis realizados en modelos animales de experimentación han dado lugar a un nuevo concepto del hueso como órgano endocrino mediante la secreción de osteocalcina, una proteína producida por las células formadoras de hueso y que en los últimos años ha demostrado su acción en la regulación del metabolismo energético”, ha esgrimido la doctora Reyes.

Así, la osteocalcina actúa “incrementando la secreción de insulina, disminuyendo la glucosa plasmática, y aumentando el gasto energético. Pese a que las investigaciones realizadas en humanos aún requieren más desarrollo, esta especialista asegura que la relación entre la osteocalcina y el metabolismo de la glucosa puede tener gran relevancia en el tratamiento de la osteoporosis.

Los hábitos alimenticios continúan teniendo un importante papel en la prevención de la osteoporosis. En opinión de la doctora Reyes, un correcto aporte de calcio y vitamina D es fundamental para alcanzar un correcto desarrollo del esqueleto y conseguir un pico de masa óptimo. Además, en la edad adulta favorece el mantenimiento de la masa ósea y hace que su pérdida sea menor.

Los expertos también recomiendan mantener una dieta rica en vitaminas, incluyendo en la cesta de la compra principalmente frutas y vegetales, que han demostrado ser de ayuda en el mantenimiento de la masa ósea.

INNOVACIÓN TERAPÉUTICA

En los últimos años se han producido importantes avances terapéuticos en el campo de la osteoporosis, que se han traducido en una mayor eficacia frente a las fracturas y en una administración menos frecuente de los tratamientos.

“Existe una primera línea de trabajo dirigida a la obtención de fármacos con una menor frecuencia de administración, que ayude a favorecer el cumplimiento terapéutico. En segundo lugar, los estudios se encaminan al desarrollo de fármacos anabólicos, capaces de formar hueso nuevo, y a otros que aceleren la consolidación de las fracturas”, ha declarado.

Gracias a las innovaciones terapéuticas, se ha logrado reducir el riesgo de fractura vertebral en torno al 50 a 70 por ciento, según el tratamiento utilizado, mientras que la reducción de fracturas no vertebrales es inferior y puede llegar hasta el 35 a 50 por ciento.

La aparición de nuevas hormonas obliga a investigar el efecto de los fármacos para la osteoporosis sobre el metabolismo de la glucosa. Así, según relata la doctora Reyes, “los fármacos antirresortivos, que son los que con más frecuencia se utilizan en el tratamiento de la osteoporosis, reducen los niveles de osteocalcina y como consecuencia podrían elevar los niveles de glucosa. Por el contrario, los fármacos anabólicos aumentan los niveles de esta proteína y podrían influir reduciendo la glucemia2.

Fuente: Instituto Tomás Pascual