Las personas con obesidad deben perder grasa corporal más que kilos.

La directora del Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universitaria de Navarra, la doctora Gema Frühbeck, ha señalado que las personas obesas deben perder grasa corporal más que kilos y ha alertado sobre las “dietas milagro”, que prometen grandes pérdidas de peso en poco tiempo, “porque lo que se pierde es masa muscular”. “Hasta la fecha medíamos el sobrepeso y la obesidad mediante el Índice de Masa Corporal (IMC), es decir, relacionando la altura y el peso, pero hoy sabemos que lo más importante es el porcentaje de grasa corporal”, ha explicado la doctora durante el 20º Simposio Científico de la Fundación Lilly Obesidad Hoy. En relación a las “dietas milagro”, ha puesto el acento en que, desde el punto de vista clínico, puede ser incluso más perjudicial que la situación anterior de exceso de peso. “Aunque hayamos disminuido el peso global, aumenta proporcionalmente la cantidad de tejido adiposo que afecta gravemente a órganos como el páncreas, el riñón o el hígado”, ha precisado. Así, un porcentaje de grasa adecuado, teniendo en cuenta la constitución física en función del sexo, en hombres sería entre el diez y el 20 por ciento y en mujeres entre el 20 y el 30 por ciento. A partir del 25 y el 35 por ciento, respectivamente, sería ya obesidad. La pandemia de la obesidad Según los últimos datos del Estudio Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España DRECE, el 21 por ciento de los españoles presenta obesidad. A nivel mundial, se estima que actualmente más de 1.600 millones de personas se encuentran por encima de su peso ideal, de los que más de 500 millones son obesos. “Sorprende la alta prevalencia en regiones históricamente consideradas infra-nutridas, que incluye no sólo a diferentes países iberoamericanos, sino particularmente a los de Oriente Medio y Oceanía, China, Australia, Vietnam y las Islas del Pacífico, comenzando a observarse prevalencias notables en África y Asia”, ha explicado el catedrático de Medicina Interna de la Universidad Complutense de Madrid, el profesor Manuel Serrano Ríos. Por su parte, el director de la Fundación Lilly, el doctor José Antonio Gutiérrez, ha subrayado la trascendencia sanitaria, social y económica del problema. “Datos de Estados Unidos muestran un gasto anual en medicamentos o técnicas quirúrgicas para el tratamiento de la obesidad que supera los 4.000 millones de dólares, en tanto el mercado de remedios OTC (sin receta médica) para la pérdida de peso supera anualmente los 50.000 millones”, ha argumentado. Según Gutiérrez, la obesidad “es una de las cargas del mundo moderno en el que los alimentos de alto valor o densidad calórica resultan abundantes y las tecnologías del ocio que ahorran trabajo físico proliferan”. “Los profesionales sanitarios debe seguir enfocados al desarrollo de estrategias preventivas fundamentadas en el desarrollo de hábitos alimenticios saludables y la práctica regular de ejercicio físico”, ha recomendado. Por su parte, el profesor Serrano Ríos ha recomendado “comer cantidades y calidades de alimentos adecuadas; hacer actividad física regular, aeróbica, individualizada y atender al descanso nocturno”.