Consecuencias clínicas de la obesidad

El IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades crónicas tales como:

  • Las enfermedades cardiovasculares (especialmente las cardiopatías y los accidentes vasculares cerebrales).
  • La diabetes. La OMS calcula que  las muertes por diabetes aumentarán en todo el mundo en más de un 50% en los próximos 10 años.
  • El síndrome metabólico.
  • Las enfermedades del aparato locomotor, y en particular la artrosis.
  • Algunos cánceres.

Características de la dieta hipocalórica:

  • Debe ser individualizada, variada y equilibrada y que esté programada y de acuerdo con los hábitos alimentarios y horarios del individuo.
  • Debe cubrir los requerimientos mínimos de energía y nutrientes de la persona para evitar carencias y que tenga un adecuado reparto de los macronutrientes: hidratos de carbono, proteínas y grasas.
  • La reducción calórica ha de ser progresiva, alcanzar un peso adecuado y mantenerla.
  • Modificación de hábitos alimentarios erróneos con objeto de mantener el peso perdido.

La restricción energética de 500 a 1000 kcal/día respecto a la dieta habitual se traduce en una pérdida poneral de 0.5-1 kg/semana, lo que representa un promedo de un 8-10% del peso corporal inicial a lo largo de 6 meses.

Distribución de los macronutrientes en la dieta hipocalórica

  • Hidratos de carbono: El aporte de hidratos de carbono debe constituir el 50-60% de las calorías totales, preferiblemente de tipo complejo.
  • Lípidos: En una dieta hipocalórica equilibrada el contenido graso, debe situarse entre el 20-30% de la energía total, incluyendo un consumo prioritario de aceite de oliva.
  • Proteínas: Para una dieta hipocalórica se recomienda entre 15-20% del valor energético total.
  • Vitaminas y minerales: El suministro de estos elementos se considera deficiente cuando el aporte calórico es inferior a 1200 kcal, por lo que puede ser muy aconsejable la suplementación vitamínica y mineral en dietas mantenidas por largos períodos de tiempo.

Consejos para una buena alimentación

  • Reduzca en consumo de azúcar.
  • Reparta su alimentación en 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
  • No alterne períodos de ayuno con comidas abundantes.
  • No coma entre comidas. Tenga temtempiés saludables.
  • Disminuya el consumo de carnes rojas y aumente el de pescados.
  • Consuma verduras y hortalizas en abundancia.
  • Tome de 2 a 3 piezas de fruta al día. Evite aquellas con abundante contenido en azúcar: plátanos, uvas, higos….
  • Beba abundante agua, entre 1,5 y 2 litros al día.
  • Evite o limite elconsumo de alimentos fritos o cocinados con excesiva grasa.

Es importante mantener un control de las cantidades y las raciones recomendadas. Podemos ayudarnos de diferentes formas.

En casa:

  • Usar platos pequeños para la comidas.
  • Servir la comida en las raciones apropiadas y llevar a la mesa ya servida.
  • Guardar las sobras por raciones y separadas.
  • Nunca comer de la bolsa o del recipiente.

En el supermercado:

  • Llevar la lista de la compra hecha con lo necesario.
  • Ir al supermercado después de comer.
  • Tener cuidado con los “minitemtempiés”, se caba comiendo más de lo qeu corresponde y las calorías van sumando.
  • Escoger alimentos empaquetados en raciones individuales.

Ejercicio físico y obesidad

En la obesidad, la realizáción de ejercicio físico es una pauta a cumplir, tan importante como el tratamiento dietético.

Fuente: Instituto Tomás Pascual Sanz