Lamentablemente, los europeos ya somos casi tan obesos como en los EEUU.

Los niveles de obesidad entre los hombres y mujeres adultos en la Unión Europea se ha multiplicado por tres en solo un año, hasta situarse en prácticamente los mismos niveles que EEUU, según una encuesta publicada por la Oficina de estadística comunitaria (Eurostat).

Así, la proporción de mujeres obesas de la UE pasó del 8% en 2008 al 23,9% en 2009, mientras que la de hombres subió del 7,6% al 24,7%. En EEUU, la cifra en ese mismo año fue de 26,8% para las mujeres y de 27,6% para los hombres.

España no destaca ni a la cabeza ni a la cola de las encuestas de obesidad de la UE, con unos porcentajes de población adulta con sobrepeso del 14,4% para las mujeres y del 17% para los hombres.

Rumanía, Italia y Bulgaria son los países con menores niveles de sobrepeso (por debajo del 12%) mientras que las mayores proporciones se concentran en Estonia, Letonia, Malta y el Reino Unido (este último alcanza el 23,9% en el caso de las mujeres).

En todos los países de la UE, el grupo poblacional que experimenta mayor índice de masa corporal son las personas de más de 65 años. En España, particularmente, ese grupo de edad tiene niveles del 26,8% de obesidad en las mujeres (entre los 18 y 24 años es solo del 3,9%) y del 23,9% en los hombres(mientras que entre los menores de 25 es solo del 17%).

También ha observado Eurostat que el nivel de estudios de la población es inversamente proporcional al de obesidad, de forma que cuanto más nivel académico tiene un europeo es, como media, menos obseso.

En el caso español, solo el 6% de las mujeres con estudios universitarios tiene sobrepeso, mientras que en el caso de las que abandonaron pronto las aulas el porcentaje sube hasta el 21,1%.

Algo similar ocurre con los españoles varones: el 21% es obeso en el caso de los bajos niveles de formación, mientras que sólo el 12,8% lo es entre los estudiantes de tercer ciclo.

Fuente: El Mundo