Según un artículo aparecido en Cuadernos de Pedagogía, “La sofrología es una disciplina científica surgida en España en el estricto campo de la Medicina que investiga cómo potenciar las dimensiones positivas de las capacidades de la conciencia humana: memoria, anticipación, sensaciones, sentimientos, conocimiento corporal, concentración, aprendizaje, superación, entendimiento, voluntad, creatividad, control emocional, etc. Ello permite reconstruir una dimensión desarrollada de la conciencia para que el ser humano no siga descompensándose, o se descompense, al potenciar, sin quererlo, las dimensiones negativas de tales capacidades, y permanezca en situaciones de conflicto (hipotecarse con recuerdos negativos, violentarse con interpretaciones inadecuadas de sensaciones corporales o pensamientos, chantajearse con temores irracionales proyectados al presente o futuro, etc.). El proceso reconstructivo se fundamenta en el principio de que toda función biológica, física o mental, es susceptible de ajustarse a la ley del entrenamiento y, por tanto, desarrollarse por su ejercitación adecuada“.

Este método permite transmitir una serie de técnicas para el control de la ansiedad y la concentración, por ejemplo. Siguiendo esta propuesta, se realizó una experiencia en un centro de El Palmar (Murcia) para un grupo de 27 niños y niñas que se puede consultar en el artículo (el enlace de descarga se puede encontrar más abajo). En ella consiguieron una serie de resultados positivos en habilidades sociales, comportamiento, capacidad de decisión, entre otras.

Descarga del artículo “Pedagogía y Sofrología”.

Fuente: Cuadernos de Pedagogía