Con motivo de la VI Convención NAOS, el Ministerio que dirige Doña Ana Mato ha anunciado una serie de medidas para atacar de una forma PROACTIVA el drama (sí, el drama) de la obesidad infantil en nuestro país; y es que las cifras de sobrepeso y obesidad de nuestros menores son alarmantes. Prácticamente uno de cada dos (45%), está dentro de lo que se llama población de riesgo.

Medidas como las anunciadas suponen atacar el problema en su origen: los malos hábitos de salud de los niños y adolescentes. Bajo nuestro punto de vista, este tipo de políticas son las más acertadas porque solo desde la educación se puede concienciar a la población de los riesgos de mantener una dieta desequilibrada y un estilo de vida sedentario. Solo queda que los mayores hagamos un esfuerzo para dejar de ver la clase de EDUCACIÓN FÍSICA  como una “maría” y le demos la importancia que se merece.

Por último queremos destacar que fomentar la actividad física nos beneficiará a todos. Es una medida rentable a largo plazo pues la mejora del estado de salud de los españoles ahorrará visitas innecesarias a nuestro cada día más comprometido sistema sanitario.

A continuación pegamos la noticia encontrada en el periódico El Mundo

 

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado que está trabajando con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para buscar alguna “fórmula” para implantar una hora diaria de ejercicio físico y deporte en todos los colegios españoles.

Durante la clausura de la VI Convención NAOS que se ha celebrado en la sede del Ministerio, Mato ha recordado que las cifras de obesidad y sobrepeso en edad infantil en España son “dramáticas”, ya que hasta un 45% de los niños de 6 a 9 años sufre exceso de peso (26% sobrepeso y 19% obesidad). “los hábitos que se aprenden de niños son los que quedan en el futuro”, ha recordado.

Las conversaciones entre Sanidad y Educación ya han comenzado pero la fórmula que se baraja no pasa en ningún caso por aumentar las horas obligatorias de educación física. Fuentes del Ministerio de Educación aclaran que no se pretender convertirla en una “asignatura instrumental” ni que vaya a haber una hora diaria obligada. El Departamento de José Ignacio Wert sí se ha comprometido a que desde el colegio “se fomente el deporte entre los niños”, informa Olga R. Sanmartín.

En la actualidad, hay entre dos y tres horas semanales de educación física en función de la edad y el centro. Aquí no se incluyen, como es lógico, las actividades extraescolares que se llevan a cabo fuera del horario lectivo. La propuesta de Mato pasa por incentivar esta actividad a cinco horas semanales, una hora al día. En todo caso, a fórmula viable sólo pasa por tener carácter de recomendación. Educación y Sanidad han hablado y se ha llegado al acuerdo para que se inste a los colegios a que fomentar el deporte.

Por otro lado, Mato también ha avanzado de que están trabajando en una nueva regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a niños y jóvenes, a través de la renovación del código PAOS, que se ampliará hasta los 16 años y contemplará también restricciones para Internet.

“El desarrollo de las nuevas tecnologías nos obliga a proteger a los menores, garantizando que los contenidos publicitarios a los que acceden a través de la red sean seguros y no induzcan a engaño ni a comportamientos peligrosos para su salud”, ha aseverado la ministra.

También será “clave” en la lucha contra el sobrepeso infantil el Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, que “será una realidad en breve”, según Mato.

Su futuro presidente será el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y director Cardiovascular del Hospital Mount Sinai de Nueva York (EEUU), Valentín Fuster, quien ha destacado la importancia de la prevención de la enfermedad cardiovascular ya que sus costes “comienzan a ser inasumibles”.

“Es una epidemia cara de tratar que no estamos previniendo”, ha reconocido el cardiólogo, que ya ha impulsado diversos programas para tratar de inculcar hábitos de vida saludables desde edades tempranas.

Fuente: El Mundo